lunes, 1 de abril de 2013

"Los Chicos": Fernando Santos (II)




Sus primeros años fueron muy felices ya que su familia, gracias al Bazar, disfrutaba de una holgada situación económica. Además, un tío suyo, Don Miguel Santos Baz, por aquélla época era Alcalde de Salamanca y fue el que trajo la iluminación a la Plaza Mayor, parece ser que pagándolo de su pecunio particular.
 
A finales de los años veinte, la Familia Santos se vino económicamente a menos y don Eusebio, después de regentar uno de los mejores comercios de la ciudad, se vio convertido en un viajante, un humilde representante de las casas que habían sido sus proveedores. Dado el gran esfuerzo que tenía que hacer para sacar a su familia adelante,  se vio obligado a vender su casa de la Plaza Mayor. De allí se fue toda la familia a una casita en la calle del Sol, de allí a un pequeño chalecito para terminar instalándose en el Paseo de Canalejas 31. Será aquí donde  pase su infancia y adolescencia por lo que el Paseo de Canalejas tenía para el imborrables y maravillosos recuerdos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada